Nuestra experiencia más aterradora de senderismo en Corea del Sur

En realidad, fuimos advertidos. Pero podría ser tan malo? Una experiencia que nunca hubiésemos soñado …

Corea del Sur es un país muy montañoso. Aunque el pico más alto, es el Monte Hallasan, con „sólo“ 1.950 m de altura, pero las montañas y colinas estan distribuidos en todo el país. No es de extrañar que este sea el deporte nacional no. 1 en Corea.

La capital Seúl, está rodeada de montañas. Nuestro „anfitrión“ nos llevó un domingo a un tour en las montañas de Seúl. La caminata bajo el sol suave de otoño era hermosa, la vista de la gigantesca ciudad genial, me recordaba un poco a Quito. El único inconveniente eran la cantidad de gente que se agolpaban en el sentido más verdadero de la palabra para ir a la cumbre. Con frases como „estamos en la capital“, „es que es fin de semana“ o „la gente quiere beneficiarse del buen tiempo“ tratamos de justificar este fenómeno bastante nuevo para nosotros.

Seoul von oben

Seoul von oben

Apenas dos días después, el martes, visitamos el Parque Nacional de Seoraksan, el más famoso de Corea con el fin de hacer senderismo . En la oficina de turismo preguntamos si los senderos están señalizados o no . La respuesta de la joven dama fue simple: „Sólo tienen que seguir a la gente!“ ¡Si que tenía razón …

En cantidades llegaban excursionistas corriendo a la entrada del parque nacional. Un sinnúmero de autobuses seguían llegando, llenos de grupos de turistas procedentes de Corea, China y Japón. El comienzo de la caminata fue literalmente un „nadar en la multitud“. El mayor peligro era estar en este mar de gente y perdernos de vista. LLegó un momento donde caminaban cuatro personas juntas llenando el sendero y esto a lo largo de la caminata , parecía una procesión, o si húbiesen sido autos estaríamos hablando de un enbotellamiento a las 6 en la Colón. Rebasar era imposible, no era de extrañarse sie se escuchaba gente enfadada. Una multitud, como tal, la conocemos sólo de conciertos de música o desfiles.

la entrada del parque National

la entrada del parque National

En cuanto ibamos acercándonos a la cima , el sendero iba estrechandose más y más. A partir de un punto habían letreros los cuáles decían“ suba y baje haciendo columna “una de subida al lado derecho y otra de bajada al lado izquierdo“. Y ahora se preguntarán y que pasa si quiero ir al baño? detrás de un árbol?“ pero dónde? Y con tanta gente? Los senderos estan asegurados con barandas y eso significa que no puedes dejar la ruta facilmente. Pero me pregunto como hacen los coreanos?. Bueno nosotros encontramos nuestros caminitos.. (Sin embargo, en este punto hay que mencionar que siempre hubo baños limpios a lo largo de la ruta)

en el camino

en el camino

Es increíble como los coreanos están equipados para hacer senderismo: su equipo de senderismo es tan perfecto, se podría decir que están listos para subir al monte Everest. (Por desgracia, tenemos la impresión de que la mayoría de senderistas ni siquiera tienen la condición para subir al panecillo) .

el parque

el parque

Después de casi tres horas haciendo columnas, finalmente llegamos a la cumbre. (probablemente habría sido una caminata de una hora). Una vez en la cima, nos unimos a la cola, y esperamos pacientemente para tomar fotos en la cumbre. Nos hemos quedado sorprendidos cuando vimos a tres monjas en sus vestidos y con zapatillas de deporte: A excepción de nosotros, probablemente, los únicos que han conquistado la cima sin costosas ropas de senderismo.

arriba...

las monjas arriba

Nuestra conclusión:

– ¿Quién busca en el otoño paz y relajación en los Parques Nacionales de Corea, es sin duda el lugar equivocado! A menos de que se atreva a realizar una caminata de 8-9 horas partiendo muy temprano en la mañana.

– ¿Quién se llega a molestar por esperar unos diez minutos en un domingo soleado en octubre en la „escalera al cielo“ para llegar a la cima del Santis (Suiza), las montañas coreanas son definitivamente el infierno.

– A pesar de la enorme afluencia de turistas, los parques nacionales coreanos son extremadamente limpios y bien mantenidos. Respeto por este logro!

Al día siguiente optamos por la caminata de 9 horas . Mount Gwonggeumseong, es la tercera montaña más alta de Corea del Sur . Este fue sin duda la mejor caminata , con paisajes bellísimos y por supuesto solo con los verdaderos senderistas.

DSC_4744

el parque

el parque

el parque

Dieser Beitrag wurde unter Español veröffentlicht. Setze ein Lesezeichen auf den Permalink.

Kommentar verfassen

Trage deine Daten unten ein oder klicke ein Icon um dich einzuloggen:

WordPress.com-Logo

Du kommentierst mit Deinem WordPress.com-Konto. Abmelden /  Ändern )

Google Foto

Du kommentierst mit Deinem Google-Konto. Abmelden /  Ändern )

Twitter-Bild

Du kommentierst mit Deinem Twitter-Konto. Abmelden /  Ändern )

Facebook-Foto

Du kommentierst mit Deinem Facebook-Konto. Abmelden /  Ändern )

Verbinde mit %s