Diferentes encuentros en Mongolia

Lo más interesante de un viaje para nostros es el conocer diferentes países, paisajes y culturas y sobre todo las reuniones y contactos con otras personas justo esto es lo que hace un viaje muy interesante! Fue especialmente agradable, por ejemplo, el haber realizado una aparte de nuestro viaje en Mongolia en companía de Luisita, una de mis mejores amigas de Ecuador. Los contactos con otros viajeros son siempre enriquecedores. Po ejemplo, en el norte de Mongolia en el lago Khösgöl conocimos una noche de luna llena y a la luz de una fogata una familia francesa con dos niños (uno de 6 meses y uno de 2 ½ años de edad). Ellos nos han contado que hace un año han vendido su exitosa empresa en Francia y con las ganancias se compraron un camión viejo, el cuál lo han convertido en autocaravana. Con este vehículo planean viajar 3 años alrededor del mundo. O los cuatro belgas, que repetidamente los volvemos a encontrar, los cuáles viajan con 2 antiguos 2CV-Autos por Kazajstán, Rusia y Mongolia.

El destino y la suerte quería también que lleguemos a conocer los dos únicos ecuatorianos que viven en Mongolia, sus experiencias e historias sobre la vida cotidiana en la capital más fría en el mundo. Ellos nos dieron una nueva visión de la vida aquí.

Los contactos con los mongoles fueron diversos: uno de los encuentros mas desagradables son con los borrachos. (Lamentablemente aquí el alcohol es muy común!) Estos encuentros no son peligrosos, pero si fastidian. De lo contrario los mongoles tratan de ayudar pero no se ven tan amigables. Siempre te quedan mirando con una cara seria, una sonrisa se ve solo de vez en cuando. El idioma es muy difícil, y aunque aprendimos un par de palabras y tratamos de comunicarnos con las manos y los pies, siempre hay malentendidos: Veronica necesitaba desesperadamente una copia del pasaporte para la visa de China, se fue a la universidad que estaba cerca y pregunto en inglés a los alumnos donde podia sacar una „copia“ todos la llevaron en una dirección „la cafetería, por que que ellos entendían „coffee“ en vez de „copy“.

O después de tomar un auto en la calle para que nos llevase al pueblo (un método común de transporte) le dijimos al chofer que nuestra parada final seria el mercado del pueblo. Intentamos hacer esto claro al conductor y a sus dos compañeros con lenguaje de señas. Ellos se rieron y nos dieron señales claras, que han entendido esto. Cuando derepente llegamos al terminal de autobuses, ellos y nosotros empezamos a reir y bueno despues de tratar nuevamente de explicarles donde quríamos ir, nos dimos por vencidos y decidimos bajarnos en el terminal y buscar el mercado por nuestra cuenta propia.

Al entrar en la yurta de una familia nómada, lo primero que te ofrecen es algo de comer y beber. Aparentemente, esta es una ley antigua. Uno se sienta alrededor de la estufa y tratamos de conversar con ellos pero es imposible por el idioma, a pesar de todo son momentos muy especiales.

Aquí experimentamos una sorpresa muy especial, como dos horas estábamos esperando en el aeropuerto en Moron, puesto que nuestro vuelo fue cambiado. Una residente de Moron, que habíamos conocido en el vuelo de ida, había llamado al aeropuerto y se habída enterado que nuestro vuelo fue transferido. Y de repente nos sorprendió con dos almuerzos que nos trajo hasta el aeropuerto, ella dijo que asi no tendremos que pasar hambre y se despidió rapidamente para regresar a su oficina y continuar con sus labores. Esta actitud fué und de las más hermosas que vivimos aquí.

Dieser Beitrag wurde unter Español veröffentlicht. Setze ein Lesezeichen auf den Permalink.

Kommentar verfassen

Trage deine Daten unten ein oder klicke ein Icon um dich einzuloggen:

WordPress.com-Logo

Du kommentierst mit Deinem WordPress.com-Konto. Abmelden /  Ändern )

Google Foto

Du kommentierst mit Deinem Google-Konto. Abmelden /  Ändern )

Twitter-Bild

Du kommentierst mit Deinem Twitter-Konto. Abmelden /  Ändern )

Facebook-Foto

Du kommentierst mit Deinem Facebook-Konto. Abmelden /  Ändern )

Verbinde mit %s