A través de Rusia

Una cosa les queremos anticipar de antemano: el viaje en el ferrocarril transiberiano es una experiencia maravillosa e innolvidable! Durante el viaje a través de magníficos paisajes de Siberia, se tiene suficiente tiempo para leer, escribir, comer, dormir … y simplemente disfrutar del ambiente muy relajado que se vive en estos trenes. Al cabo de algún tiempo de interactuar con otros viajeros nacionales quedamos sorprendidos al darnos cuenta que habíamos llevado charlando más de 3 horas con los rusos, sin que ellos hablen nuestro idioma y sin que nosotros hablemos el suyo, no me pregunten como funciona eso, pero algunas veces no se requiere del idioma! . Comer, (no importa lo que tienes – se comparte!) … Y de beber, por supuesto es compartido también desde el té hasta el vodka! Sólo unas horas después de que salimos de la estación de Moscú, fuimos invitados a tomar nuestra primera copa de Vodka. Y, por supuesto, no era sólo una!. Cada copa de Vodka incluía varios rituales: brindis, apretones de manos, abrazos, besos … Este día en el tren fue realmente una experiencia inolvidable, pero no solo por el vodka!

 

La primera parada que hicimos fue en Novosibirsk, la capital de Siberia. Novosibirsk es una de esas ciudades que realmente no vale la pena para vistarla. Pero después de 55 horas en el tren, era un buen pretexto para estirar las piernas. Pero la visita a una ciudad vecina de Novosibirsk fue emocionante: Este lugar está totalmente oculto en el bosque. No es ninguna broma: por tantos árboles casi no encontramos la ciudad!

 

Una joya única fué el „Mar de Siberia“, o lago Baikal. Aparte de pequeños lugares turísticos y unos pueblitos no hay ningún asentamiento grande alrededor de este lago, solo se encuentra una naturaleza virgen y agua cristalina, pero helada. Aquí describimos algunos hechos interesantes acerca de este enorme lago:

– El lago Baikal mide más de 600 km de largo y 80 km de ancho. Una pequeña comparación: la superficie del lago tiene aproximadamente el mismo tamaño que Bélgica.

– El lago Baikal tiene más 1600 m de profundidad, o sea es el lago más profundo del mundo.

– Se dice que para llenar el lago Baikal se requeriría un año y todos los ríos del mundo.

– El 22% del suministro de agua dulce de la tierra se almacena en este lago.

 

En esta región visitamos la isla de Olkhon, que es conocida por su clima templado: en invierno esta isla „llega sólo“ a los 30° bajo cero.

Tambien visitamos Litwianska cococida por su plato típico un pez llamado „omul“ que solo existe en este lago y es exquisito. Y por supuesto por su parque nacional, aquí se puede realizar una caminata de 24 km a lo largo costas del lago.

 

Por desgracia, nuestra aventura en Rusia llega a su fin, el día de mañana. Nuestra conclusión: La mala reputación de este país y los prejuicios negativos son completamente injustificados. No solo nosotros pensamos de esta manera: hemos hablado tambiėn con otros turistas, lo cuáles han vivido las mismas experiencias positivas. Nosotros no dudaríamos en volver a Rusia – incluso en invierno! Pero tal vez sólo visitaríamos la parte „más caliente“ la isla de Olkhon.

 

De la mañana a Mongolia será nuestro nuevo „país de origen“. Lo que experimentamos todo de yurtas y jorobas de camellos, le informaremos tan pronto como lo hemos hecho para la conexión a Internet por primera vez. Manténganse al tanto!

 

Saludos cordiales,

Silvan y Veronica

Dieser Beitrag wurde unter Español veröffentlicht. Setze ein Lesezeichen auf den Permalink.

Kommentar verfassen

Trage deine Daten unten ein oder klicke ein Icon um dich einzuloggen:

WordPress.com-Logo

Du kommentierst mit Deinem WordPress.com-Konto. Abmelden /  Ändern )

Google Foto

Du kommentierst mit Deinem Google-Konto. Abmelden /  Ändern )

Twitter-Bild

Du kommentierst mit Deinem Twitter-Konto. Abmelden /  Ändern )

Facebook-Foto

Du kommentierst mit Deinem Facebook-Konto. Abmelden /  Ändern )

Verbinde mit %s